Grupos vulnerables
Hace: 2 meses
1 Star
128

William Hill se compromete a no perjudicar la vida de ningún jugador con su campaña “Nobody harmed by gambling”

Con el fin de proteger a sus clientes, William Hill ha lanzado una nueva campaña en Reino Unido con la que se compromete a hacer del juego online una actividad de ocio que no perjudique la vida de ningún jugador. El proyecto del operador británico pone en marcha una serie de iniciativas para proteger a jugadores con problemas y aquellos que están en riesgo, con el fin de conseguir que “Nadie se vea perjudicado por el juego”, (“Nobody harmed by gambling”), tal y como indica el claim de la campaña.

Como explica Philip Bowcok, CEO de William Hill, la creencia de que el juego tiene efectos nocivos ha aumentado en los últimos años. En este sentido, aboga por un mayor compromiso por parte de la compañía. “Durante demasiado tiempo hemos hablado de responsabilidad individual y de que sólo una proporción reducida de los adultos experimenta problemas”, sostiene Bowcok. Sin embargo, los problemas de juego no solamente perjudican al propio jugador sino a una media de seis personas de su entorno. Cuando los jugadores experimentan problemas con esta actividad, sus vidas se pueden ver afectadas de distintas formas; entre otras por estados de depresión, problemas en sus relaciones con los demás y en su entorno laboral . Es por estos motivos que William Hill ha decidido implicarse en mayor medida no solamente para proporcionar ayuda a los jugadores que sufren estos problemas, sino también a aquellos que corren el riesgo de padecerlos, a través de nueve objetivos, a corto y largo plazo.

Los esfuerzos de William Hill se articulan en torno a cuatro ejes principales:

  • Contribuir con el diseño y la forma en la que se comercializan los productos de juego a que todos los usuarios mantengan el control de la actividad.
  • Crear nuevas formas efectivas de identificar personas en riesgo e intervenir de manera efectiva, a través de nuevas tecnologías y la experiencia del equipo de atención al cliente.
  • Reforzar el sistema de apoyo a quienes están padeciendo daños por culpa del juego
  • Proporcionar a todo el equipo de empleados la formación y el conocimiento necesarios para que su intervención pueda marcar la diferencia.

Los productos de la empresa de juego cubren casi dos tercios del mercado inglés, lo que facilita el impacto de esta campaña en los usuarios. Aun así, el problema del juego es un asunto muy complejo, ya que también está relacionado con temas sociales y culturales, y es por eso que William Hill ha desarrollado una estrategia, primero para agrupar a expertos y empresas del sector junto con jugadores experimentados con el fin de averiguar qué pueden hacer de forma diferente para mejorar la experiencia del usuario y aplicar esas mejoras a su empresa para crear un juego divertido, sano y responsable.