Juego Responsable
Hace: 6 meses
1 Star
1084

Los depósitos de dinero en juego online, sujetos a límites

En contra de lo que se suele pensar, los depósitos de dinero en los sitios web de juego online están sometidos a una serie de limitaciones, tal y como establece la La Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego. No es cierto que los jugadores puedan apostar cantidades ilimitadas de dinero, ya que las empresas de juego online están obligadas por ley a aplicar los siguientes topes a las cantidades apostadas:

 

Prohibido el juego a crédito

Asimismo, la ley que regula al sector del juego online prohíbe toda forma de juego a crédito.

De manera adicional, y como medida contemplada en la ley de regulación del juego, las páginas web de los operadores ofrecen a los usuarios la posibilidad de reducir los límites sobre las cantidades apostadas a niveles inferiores a los establecidos por ley, medida que se enmarca en las políticas de juego responsable que las empresas tienen la obligación de promover. Como medida adicional, pueden restringir el tiempo que dedican al juego.

Levantamiento de límites condicionado

Por otro lado, cuando un usuario solicita levantar los límites dispuestos por defecto por las web de juego online, o incluso la desaparición total de éstos, deberá superar primero las pruebas de prevención de conductas adictivas y de juego responsable, lo que implica someterse a un test de autoevaluación. Sólo si supera dichas pruebas, se aplicarán los nuevos límites solicitados, transcurridos siete días.

Para aquellos jugadores que hagan una segunda o ulterior petición de incremento de los límites, la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) obliga a los operadores a realizar un análisis minucioso de la trayectoria histórica del usuario, con el fin de asegurar que no presenta conductas de adicción al juego. En caso de que el resultado sea positivo, el operador de juego online aplicará los nuevos límites pasados tres días.

Por último, no es posible solicitar nuevos aumentos a los límites fijados por el participante, hasta que no hayan transcurrido tres meses desde la última modificación del techo determinado.